Salida de la CIDH es un error histórico para Venezuela

Tal como lo decidió el presidente Hugo Chávez en septiembre de 2012, ayer entró en vigencia la denuncia de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que había suscrito  hace 43 años, lo cual deja a Venezuela fuera de la jurisdicción de la Corte IDH.

El portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, expresó que esa medida representa un error histórico para el país y puede tener un efecto muy negativo en la situación de los derechos fundamentales no sólo en Venezuela, sino también en el resto de la región.

Esto se debe a que la Convención, apoyada en  la Corte y la Comisión, tiene un papel crucial en el fomento a la protección de esos derechos en todo el continente, aparte de que refuerza los estándares internacionales en la materia.

A pesar de la decisión, la ONU anima al Gobierno  y al resto de Estados latinoamericanos a seguir cooperando con todos los mecanismos internacionales de protección de los derechos humanos. La Alta Comisionada exhortó al Ejecutivo a no tomar alguna otra medida que debilite la protección de los derechos humanos.

La Comisión considera que el abandono es en detrimento de la protección de los derechos de los habitantes de Venezuela, que pierden una instancia de resguardo.

No todo está perdido

Si el Gobierno quisiera revertir hoy la decisión y reincorporarse como miembro de la CIDH, esto se haría efectivo de manera instantánea. Por ello, a través de un comunicado, la instancia reitera la solicitud a las autoridades nacionales de reconsiderar la decisión de denunciar la Convención Americana sobre Derechos Humanos, con el fin de que las víctimas de posibles violaciones de sus garantías fundamentales que puedan presentarse en el país a partir de hoy “cuenten con acceso” al tribunal con sede en San José.

La Comisión aclaró que puede seguir conociendo casos relacionados con Venezuela porque sus potestades nacen de la Carta de la OEA, de la que Venezuela es miembro. La Corte también podrá seguir enjuiciando al país por hechos ocurridos durante la vigencia de la Convención, también conocida como Pacto de San José.

Retroceso

La Federación Internacional de Derechos Humanos, FIDH, manifestó  inquietud por las consecuencias de la decisión de Venezuela, pues considera, como la ONU, que la medida constituye un error histórico que afectará a las víctimas y a las organizaciones que las representan.

“Esta decisión representa un grave retroceso en el derecho a la justicia, en la medida en que las víctimas de graves violaciones de los derechos humanos cometidos en Venezuela y las organizaciones que las representan ya no podrán recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos cuando se agoten las vías de recurso interno”, señaló en un comunicado la FIDH.

Su presidente, Karim Lahidji, denunció un error histórico y un atentado a los derechos de las víctimas de violaciones de los derechos humanos. Advirtió que ello establece un grave precedente en la región.

 

El Nacional

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...