Una venezolana con miras a ser santa

El reconocimiento supone el primer paso hacia la santidad, cuya causa fue abierta en marzo de 1995, en el papado de Juan Pablo II. El papa Francisco que a María Carmen Martínez Rendiles se le otorgara el título de “venerable”

El papa Francisco reconoció ayer las “virtudes heroicas” -que suponen el primer paso hacia la santidad- de la sierva de Dios María Carmen Martínez Rendiles, fundadora de las Siervas de Jesús, llamada Siervas de Jesús de Venezuela. La religiosa nació en Caracas el 11 de agosto de 1903 y murió el 9 de mayo de 1977.

El pontífice autorizó a la Congregación para la Causa de los Santos que promulgara el decreto por el que se reconocen las “virtudes heroicas” a María Carmen, que a partir de ahora se le otorga el título de “venerable”.

Desde pequeña, María Carmen se sintió atraída por la vida religiosa y entró a una congregación eminentemente eucarística de origen francés el 25 de febrero de 1927. Después de agotar todos los recursos para conservar el espíritu de sus santas fundadoras, optó por la separación de las hermanas francesas.

Durante su estancia en Francia, las cualidades de la madre Carmen se hacen cada vez más patentes a las superioras, así que en 1935, a la edad de 33 años, es nombrada maestra de novicias de la casa de Caracas, por lo que regresa a su país para encargarse de la formación inicial de las aspirantes y novicias. Desempeñó ese cargo hasta 1943.

La causa

El 25 de marzo de 1996 quedó constituida la congregación en el instituto autónomo de derecho diocesano y la causa por su santidad fue abierta en marzo de 1995, en el papado de Juan Pablo II.

El camino hacia la santidad tiene varios escalones: el primero es venerable siervo de Dios, el segundo, beato, y el tercero, santo.

Venerable siervo de Dios es el título que se da a una persona ya fallecida a la que se le reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica.

Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión, y para que sea canonizado (santo) es necesario un segundo milagro. Ese segundo milagro debe ocurrir después de ser proclamado beato.

Día de santidad

La noticia sobre María Carmen Martínez Rendiles se conoce el mismo día en que se oficializó que el papa polaco, Juan Pablo II, será canonizado por haber intercedido en la curación milagrosa de una mujer de Costa Rica, indicó ayer el Vaticano.

“El segundo milagro de Juan Pablo II fue para curar a una mujer de Costa Rica”, declaró el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, tras anunciar que el papa Francisco autorizó las canonizaciones de Juan Pablo II (1978-2005) y Juan XXIII (1958-1963), aunque al segundo no se le atribuyen milagros.

AP

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...