Mueren dos personas en tiroteo entre hinchas del Boca Juniors

Al menos dos personas murieron y cinco más resultaron heridas durante un tiroteo en la capital argentina, entre aficionados del equipo de fútbol Boca Juniors, antes de un encuentro amistoso contra el San Lorenzo.

El director del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), Alberto Crescenti, confirmó las muertes -en entrevista con el canal Crónica TV- y dijo que una de las víctimas, de 35 años,murió de un disparo en el pecho en el barrio del Bajo Flores (sur) y la otra, de 45 años, en el hospital Santojanni, también por arma de fuego.

Según indicó Crescenti, había al menos cinco personas hospitalizadas, entre ellas un policía de 32 años, aunque todos se encontraban “fuera de peligro”, detalló el médico.

Debido a estos enfrentamientos, ocurridos sobre la avenida Lafuente,se suspendió el partido Boca-San Lorenzo en la cancha de este último, el estadio “El Nuevo Gasómetro”.

Según la prensa argentina, el tiroteo fue protagonizado por dos facciones rivales de los hinchas del club bonarense Boca Juniors.

En la barra brava (afición violenta) de Boca, conocida como “La 12”,se registra una fuerte pugna interna desde que salió de la cárcel Rafael di Zeo, antiguo líder.

Los incidentes ocurrieron pasado el mediodía sobre la avenida Lafuente, en inmediaciones del estadio “Nuevo Gasómetro”, en la zona sur de la capital.

Allí, según sostuvo el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, hubo “más de 100 disparos” entre dos grupos de “La 12”.

“En el lugar hubo más de 100 disparos, fue algo organizado. Nadie dispara 100 tiros porque sí. El hecho fue entre hinchas de Boca, eso lo tenemos claro”, indicó el funcionario a radio Mitre.

En una nota publicada en la edición impresa de este domingo del diario “Clarín”, se había anticipado que podría haber choques entre dos sectores de la afición violenta.

El número 1 de la barra brava, Mauro Martín, y el 2, Maximiliano Mazzaro, están en prisión por el homicidio de un vecino durante un altercado callejero en agosto de 2011.

Cuando el anterior jefe, Rafael di Zeo, salió de la cárcel, comenzaron las rencillas por la intención de este último de comandar a los violentos.

“Hoy, con el miedo de vuelta en escena y al menos por una vez, ¿los encargados de la seguridad sabrán tomar nota para evitar otro capítulo de tiros y sangre?”, preguntó “Clarín” en su artículo premonitorio.

Diario Contraste / Xinhua

Foto: EFE/Archivo

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...