ESPECIAL: Mercosur sesionará en Montevideo sin Paraguay

Por primera vez en la historia del Mercado Común del Sur (Mercosur), el grupo sostendrá el viernes una reunión cumbre sin la presencia de Paraguay, suspendido en junio de 2012 por incumplir la cláusula democrática.

La edición 35 del cónclave, que albergará Montevideo, contará con la primera participación de Venezuela como miembro pleno del grupo conformado por Argentina, Brasil y Uruguay, países que han optado por gobiernos de izquierda.

En la reunión se deberá encontrar una fórmula para que Paraguay -con gobierno de derecha- vuelva a la unión aduanera y acepte el ingreso de Venezuela -lo cual rechazaba-, que se concretó durante la ausencia paraguaya.

Reclamo Paraguayo

La destitución del presidente progresista Fernando Lugo, en un breve juicio político parlamentario el 22 junio de 2012, motivó una respuesta inédita del Mercosur pocos días después.

Reunidos en la ciudad argentina de Mendoza, los presidentes de Argentina, Cristina Fernández; de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José Mujica, acordaron excluir temporalmente a Paraguay.

Al mismo tiempo, aprovecharon para aprobar la postergada solicitud de ingreso de Venezuela, que obstaculizaba el Senado paraguayo.

El Mercosur nunca reconoció la legitimidad del presidente Federico Franco, quien se desempeñaba como vicepresidente de Lugo y que completará su mandato el 15 de agosto.

El bloque, sin embargo, admitió que el triunfo del millonario Horacio Cartes en las elecciones paraguayas del 21 de abril fue en buena ley.

Inicialmente prevista para el 28 de junio, la cumbre mercosuriana se postergó hasta la investidura de Cartes, según anunció la cancillería de Uruguay, que ejerce la presidencia temporal.

Pero el plan fracasó, y el mes pasado se confirmó la cita presidencial para el 12 de julio sin la presencia de Paraguay.

Paradójicamente, ante la ausencia paraguaya, Venezuela deberá recoger la presidencia temporal de la unión.

Cartes, prominente empresario paraguayo, pidió días atrás que los presidentes aprueben en Montevideo un “cuarto intermedio” hasta el 15 de agosto, y después se “nos dé la presidencia pro témpore como un gesto de buena voluntad”.

“Si no tienen (la predisposición), no está al alcance de nuestras manos; es la figura que encontramos”, subrayó.

El futuro gobernante paraguayo reiteró su voluntad de escuchar cualquier propuesta para el reingreso, siempre que “se respete al Paraguay, al estado de derecho del Paraguay y del propio Mercosur”.

Sin Paraguay

Pero las esperanzas paraguayas sobre el tema se diluyeron el martes tras una reunión de los cancilleres de Brasil (Antonio Patriota) y Uruguay (Luis Almagro) en Brasilia.

Ambos confirmaron allí que Venezuela asumirá la presidencia rotativa. “Cuando Paraguay se reintegre al sistema mercosuriano nuevamente encontraremos las mejores soluciones para resolver el problema de la presidencia pro témpore”, dijo Almagro.

El jefe de la diplomacia uruguaya descartó de esa manera el pedido de un “gesto de buena voluntad” que había pedido Cartes, de derecha.

Es que para Almagro la suspensión de Paraguay es “un dato de la realidad que es insoslayable” y el traspaso de la presidencia se realizará “sin perjuicio de tener en cuenta las sensibilidades”.

El canciller paraguayo José Félix Fernández Estigarribia lamentó que sus colegas ratificaran la presidencia para Venezuela, lo que “no es una buena noticia”, indicó.  Hasta el martes, “tenía una remota esperanza de que se produjeran hechos que conduzcan a la solución del problema” que “deben resolver justamente esos países”, enfatizó Fernández.

“Esa decisión no construye para nada, más bien dificulta”, disparó el diplomático.   Añadió que la medida “no se compadece con la posición del gobierno actual y también violenta la búsqueda de soluciones” planteadas por Cartes.

Insistió, además, en que Paraguay mantendrá su “condena a las violaciones del derecho internacional público”, que “es el arma que sostiene el país desde el comienzo de esta cuestión”.

No obstante, el presidente venezolano Nicolás Maduro formuló declaraciones la víspera, que despertaron especulaciones sobre si éste no estaría dispuesto a ceder la presidencia a Paraguay.

“Más allá de las opiniones y las diferencias políticas que podamos tener nosotros con el presidente electo de Paraguay, ponemos al servicio del Paraguay la presidencia venezolana del Mercosur para facilitar todos los procesos institucionales para su reincorporación”, sostuvo Maduro en un acto oficial.

Un punto se mantiene en claro: el futuro de Paraguay en el Mercosur comenzará a definirse el viernes en Montevideo.

Texto: Gerardo Laborde / Xinhua

Foto: Roberto Stuckert Filho/PR

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...