ESPECIAL: Cuba enfrenta envejecimiento poblacional y embarazo adolescente

Cuba conmemora hoy el Día Mundial de la Población con tendencias demográficas al decrecimiento y envejecimiento, según reportes oficiales, y una política que prioriza la salud y educación sexual y reproductiva de los adolescentes.

En saludo a la efeméride se realizan desde el miércoles, diversas actividades científicas, culturales, educativas, recreativas y deportivas, dirigidas a la niñez, la adolescencia, la juventud y la población en general.

Esta fecha simbólica fue fijada en junio de 1989 por el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en honor a que el 11 de julio de 1987 la humanidad alcanzó la cifra de 5.000 millones.

La celebración del Día Mundial de la Población tiene el propósito de generar mayor conciencia sobre los problemas de población y sus relaciones con el desarrollo económico y social.

Para este 11 de julio, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) eligió como tema central el embarazo en la adolescencia, con el objetivo de contribuir a un mundo donde cada embarazo sea deseado, cada parto sea sin riesgos y cada persona joven alcance su pleno desarrollo.

Según cifras de organismos internacionales, unos 16 millones de menores de 18 años dan a luz cada año, y otros 3,2 millones se someten a abortos en condiciones inseguras.

Para muchas de esas jóvenes, el embarazo no es una decisión, sino consecuencia de la discriminación, de una educación inadecuada y de la coerción sexual.

El precio del embarazo en este grupo etáreo redunda, de manera frecuente, en una educación trunca, falta de oportunidades y menores opciones en la vida.

En Cuba, la política de fecundidad está centrada en hacer lo posible para que una mujer menor de 16 años no tenga un embarazo ni un hijo no deseados, y eliminar las prácticas del aborto como un método de regulación de la anticoncepción.

Al cierre de 2012, la tasa de fecundidad en adolescentes (15-19 años de edad) en la isla fue de 53,6 por ciento, lo cual representó el 15,9 por ciento de la fecundidad total del país.

A pesar de que esa cifra es una de las más bajas de América Latina y el Caribe, especialistas locales consideran que esos números constituyen “una alerta, una señal”, de que no ha sido suficiente lo hecho a nivel de educación e información a los adolescentes.

Hay coincidencia en que el disfrute de los derechos sexuales y reproductivos sea, además de un derecho, una responsabilidad.

Natividad Guerrero, experta del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), instó a pensar en el embarazo en la adolescencia desde la responsabilidad de la mujer y el hombre, porque no es un asunto únicamente de las muchachas; “debemos hacer una mirada desde lo masculino”, subrayó.

Miguel Sosa, representante del Programa de Atención Materno Infantil del ministerio cubano de Salud Pública (Minsap), llamó la atención sobre lo inadecuado de la práctica del aborto como un método de regulación de la anticoncepción, y sugirió, cuando no quede otro camino, usar métodos “más seguros, menos invasivos”.

Cuba cuenta con 11 millones 163.934 habitantes, de acuerdo con resultados preliminares del Censo de Población y Viviendas, realizado en septiembre de 2012, datos que fueron divulgados en diciembre último.

Por sexo, el número de mujeres supera al de los hombres, con 50.09 y 49.91 por ciento, respectivamente, y el grupo de personas con 60 años o más registra un 18.3 por ciento.

Cálculos oficiales pronostican que en la ínsula se nacerá menos, y también se morirá menos, una característica de las sociedades más desarrolladas.

Entre las causas que mencionan los expertos están la reducción del nacimiento de niñas, la caída del número de hijos que tiene cada familia, y la baja tasa de mortalidad.

Se prevé que la isla perderá 100.000 habitantes para 2025 y se coloque por debajo de los 11 millones en 2032.

El gobierno cubano ha manifestado su preocupación por este fenómeno, sobre todo porque se espera que dentro de dos décadas, un 30 por ciento de los cubanos superará los 60 años y continuará, de manera notable, la reducción de la población económicamente activa.

La tendencia de descenso poblacional significa para la economía un gran desafío, porque disminuirá la fuerza productiva y las personas tendrán más carga de trabajo, situación que se agudizará por el envejecimiento poblacional.

Texto: Xinhua

Foto: Michel Hamamnn

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...