Centros de salud deben promover el amamantamiento

La normativa es clara, sin embargo, se detectó que se mantiene la promoción, publicidad e incluso recomendación de alimentos procesados suministrados a los bebés a través de biberones o “teteros” que a la larga pueden, entre otros efectos, ocasionar enfermedades diarreicas.

Por esa razón, la Comisión Permanente de la Familia de la Asamblea Nacional comenzó a debatir y redactó un borrador de reforma de la ley a los fines de establecer sanciones a centros de salud que incurran en la promoción de fórmulas lácteas que pueden causar estreñimiento, vómitos, intolerancia a la lactosa, alergias e incluso desnutrición si no son bien preparados.

La cooperativa Lactarte, conformada por un grupo de madres trabajadoras encargadas de investigar, promover y proteger la lactancia materna como práctica de alimentación y crianza, expresó en su más reciente artículo, publicado en lactarte.blogspot.com, que desde se promulgó la ley en 2007 “la industria de fórmulas infantiles y la industria médica la han violado descaradamente”.

La razón de esta violación, indican, es que el texto no establecía sanciones. Por tanto, manifestaron que “uno de los elementos más importantes del proyecto de reforma es la incorporación de sanciones, especialmente al personal de salud que insista en recomendar fórmula infantil sin justificación médica y a la industria que fabrica la fórmula infantil cuando incumpla con los parámetros establecidos para la comercialización del producto”.

El borrador en discusión -que será objeto de debate en la sesión ordinaria de este martes- propone sanciones de entre 20 y 100 unidades tributarias (U.T.) a quienes suministren solución glucosada o alimentos distintos a la leche materna a menores de seis meses, salvo que sea por indicación médica.

Las sanciones alcanzan hasta las 3.000 U.T. para quien incumpla parámetros de la normativa, cuyo borrador de reforma será debatido tanto en la Asamblea como en jornadas de parlamentarismo de calle.

Marco jurídico

Este borrador generó el fin de semana pasado un serie de titulares de prensa y páginas web referidos a la prohibición de biberones, aduciendo que el Gobierno Nacional forzaría a las mujeres a amamantar.

Al respecto, el grupo Lactarte denunció que “algunos medios de comunicación intentan posicionar la matriz de que el Gobierno prohibirá el uso de fórmulas infantiles y teteros”.

Explican que se trata de sanciones expresas a centros de salud públicos y privados que promocionen o recomienden, sin indicación médica, fórmulas lácteas.

La ley y ahora la reforma forman parte de la política de soberanía alimentaria que Venezuela emprendió con la aprobación de la Constitución de la República en 1999.

Además de los estudiados beneficios que aporta la leche materna a los recién nacidos, el país redimensionó su importancia porque se considera el primer alimento de las nuevas generaciones.

Es por ello que se aprobó la Ley de Promoción y Protección de la Lactancia Materna en 2007 y se estableció que las mujeres con bebés en edad lactante disponen de entre media y dos horas para amamantar a sus hijos.

La Orgánica del Trabajo también amplió el período de reposo post natal a seis meses, el tiempo recomendado por los médicos para la lactancia exclusiva.

Al momento de este anuncio, el líder de la revolución Bolivariana, Hugo Chávez, manifestó que la ampliación del período de pre y post natal se realizaba con el objetivo de proteger a los niños y niñas del país, de manera que desde el inicio de su vida tuvieran la mejor alimentación y el nexo que requieren con sus madres para desarrollar la vida.

El presidente del Uruguay, José Mujica, se ha convertido en un defensor de la lactancia y de la importancia que otorga al desarrollo de las primeras enseñanzas que adquiere el niño o niña. En la segunda cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeño (Celac), realizada en Chile, manifestó que la enseñanza de valores comienza en el útero y en el pecho de la madre.

 

DC/AVN

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...