El guardameta del AIK Estocolmo fue hallado muerto en su cama

A falta de la autopsia que determinará el motivo del deceso del guardameta de 32 años, todo apunta a que la razón fue un ataque al corazón. Sin embargo, el club desmiente que sufriera problemas cardíacos.

El club, a través de un comunicado en su página web, señaló que Turina “murió de repente mientras dormía”.

Según indicó un portavoz de la policía al diario “Aftonbladet”, no hay indicios de un crimen, sino que se sospecha de una “muerte por enfermedad”.

El médico del club, Karol Zyto, aseguró al mismo diario que fue temprano por la mañana a casa del portero junto con el entrenador del equipo, Andreas Alm, después de que éste hubiera escuchado que Turina, de 32 años, tenía problemas respiratorios. “Cuando llegamos,ya estaba muerto. Yacía pacíficamente en la cama”, dijo Zyto.

Turina deja una esposa embarazada y una pareja de gemelos de un año, según “Aftonbladet”.

El AIK Estocolmo fichó al croata en 2010, quien hasta entonces jugaba en el Dinamo de Zagreb y, en febrero, alargó su contrato con el club sueco hasta 2016. El jugador era considerado uno de los mejores porteros de la primera división sueca.

 

DC/ABC

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...