Caterina Valentino pide perdón para que le devuelvan “¿Hay Corazón?”

Ayer, la comunicadora social informó que Televen lleva a cabo las acciones correspondientes ante el organismo gubernamental para que reconsidere la sanción contra el espacio y permita que la producción inspirada en 12 corazones vuelva a la televisión venezolana.

“Se han consignado todas las pruebas, videos y documentos y en 30 días deberíamos tener respuesta. Es un proceso administrativo sancionatorio con una medida cautelar que nos sacó del aire y yo quiero que se reconsidere. La primera vez que nos sacaron del aire nos hicieron una serie de solicitudes que cumplimos”, subrayó Valentino.

Las modificaciones de ¿Hay corazón? incluyeron la eliminación de un tubo para pole dance y los besos entre los participantes que se vieron en la versión original producida por Venevisión en 2004.

“Todo está en el marco de la ley y, por esa razón, queremos pedirle al ente regulador que se siente a dialogar con Televen, por mis 100 compañeros de trabajo y por los venezolanos que veían el programa”, expresó la locutora en un encuentro con la prensa en el que estuvo acompañada por el astrólogo Gustavo Rodríguez “Gusta Hot” y parte del equipo técnico de su programa.

“Muchas de estas personas solamente dependen de este trabajo y, al terminar ¿Hay corazón?, que iba a su tercera temporada, se acaba su única fuente de ingresos. En mi caso particular, también es un golpe muy fuerte porque es un programa que además lideraba esa franja completa y levantaba el prime time del canal.

El regreso del espacio depende única y exclusivamente del ente regulador”, enfatizó.

Valentino se refirió al horario de transmisión del espacio y la sintonía que registraba. “No estaba a las 3:00 de la tarde, que es lo que alegan muchas personas: estaba a las 7:00 de la noche, que es un horario supervisado por padres y representantes y los people meter (medidor de audiencia) están en las zonas más populares de Caracas y allí el programa gana con 60% de share”.

La animadora le sale al paso a los señalamientos contra la producción. “Si el problema fue el programa de los niños, en el que actuamos apegados a la ley y, por cierto, está en YouTube y en varios portales de Internet, para quien lo quiera ver, no se hacen más programas de niños. Y si aún así hay gente que se sintió ofendida, le pido perdón, pero devuélvanme el programa. Ahí está el control, cámbienlo y ya, ¿por qué tanto problema con ¿Hay corazón?”.

“¿Hay corazón? le permitía a los venezolanos soñar un ratico y olvidarse de los problemas. Me niego a que me quiten la posibilidad de seguir transmitiendo un programa que le gustaba a la gente”, sentenció.

 

DC/El Universal 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...