Dennis Rodman fue interrogado por el FBI tras su visita a Corea del Norte

Rodman y su equipo los Harlem Globetrotters, realizaron la visita como parte de un programa que utiliza al baloncesto de puente diplomático entre naciones en conflicto. Sin embargo, el basketero tuvo que rendir cuentas al FBI, al momento de regresar a su país.

La polémica regresó a la vida de Rodman con esta visita, ya que todas las miradas están puestas en su nuevo amigo, Kim Jong-Un, quien amenazó recientemente con utilizar su arsenal nuclear.

Dennis Rodman planea otro viaje a Corea del Norte, tras recibir una nueva la invitación del líder coreano para el mes de agosto.

 A su regreso a Estados Unidos, Rodman aseguraba que Kim no tenía intención de iniciar una guerra. “Sólo quiere una llamada de nuestro presidente Barack Obama ya que no tiene intención alguna de iniciar una guerra”. “Ambos son aficionados declarados del baloncesto y creo que nuestro deporte podría ser un buen comienzo para el diálogo”.

En su visita a Corea del Norte, Rodman pudo comprobar que el baloncesto era un deporte diferente al que él recordaba debido al cambio de reglas al antojo del mandatario norcoreano.

Un deporte en el que los mates valen tres puntos, los triples que entran sin tocar el aro cuentan como cuatro puntos y las canastas que se consiguen en los últimos tres segundos del partido valen ocho puntos. Además, los tiros libres fallados restan un punto. Todo al gusto de Kim.

Rodman ha confesado que tras su viaje ha tenido que hacer de “Tripas corazón” a petición del FBI, que le solicitó informes para ver cómo está la situación en Corea del Norte y quién está “realmente al cargo del país”.

Con información de NBA.es

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...