Yoani Sánchez confiesa que le gustaron mucho los insultos recibidos en Brasil

“Hubo flores, regalos y hasta un grupo de gente insultándome que me gustó mucho -lo confieso- porque me permitió decir que yo soñaba con que algún día en mi país la gente se pudiera expresar públicamente así en contra de algo, sin represalias”, manifestó Sánchez en un escrito publicado hoy en su blog. 

Sánchez, que en los últimos años ha visto rechazadas en una veintena de ocasiones sus peticiones para salir de Cuba, pudo viajar esta vez gracias a la reforma migratoria en vigor desde el 14 de enero pasado, que elimina, con algunas excepciones, la exigencia del permiso de salida del país. 

Brasil es la primera etapa de una gira de ochenta días que Sánchez hará por una decena de países de Europa y América, entre ellos Estados Unidos. 

La bloguera, de 37 años, llegó esta madrugada al aeropuerto de Recife (noreste), desde donde luego tomó un vuelo a Salvador, en la misma región, para desplazarse luego por carretera hasta Feira de Santana, ciudad en la que esta noche asistirá a la presentación del documental “Conexión Cuba-Honduras”, del cineasta Dado Galvao, y en el que ella es una de las entrevistadas. 

Tanto en Recife como en Salvador, pequeños grupos de militantes comunistas se manifestaron contra la visita de Sánchez a Brasil mostrando fotografías de Fidel Castro y del Ché Guevara, así como carteles en los que la presentaban como “mercenaria” y “agente de la CIA”, el servicio secreto de Estados Unidos. 

“Un verdadero regalo de pluralidad para mí que llego de una isla a la que han intentado pintar con el monocromático color de la unanimidad”, escribió Sánchez en su blog sobre las protestas en los aeropuertos, aunque la de Salvador no llegó a verla porque para evitar incidentes salió de la terminal aérea por una puerta distinta de la usada por el resto de pasajeros. 

En sus primeras impresiones sobre Brasil, Sánchez también destacó la velocidad de las conexiones a internet, más rápidas de las que está acostumbrada a usar en Cuba. 

“Más tarde me asomé también a una internet tan rápida que casi no comprendo, sin páginas censuradas ni funcionarios mirando por el hombro la página que visito”.

 

EFE

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...