Murió cuando se tomaba unas frías

Izarra iba llegando al lugar, cuando los motorizados le propinaron los multiples impactos de balaque recibió. “él nunca se paraba a beber en dpósitos, tal vez llevaba dos o tres cervezas cuando pasaron los homicidas”, informó Aleida Palencia, tía del infortunado.

El joven se dedicaba a organizar fiestas y y bailas de quince años, además estudiaba el último año de bachillerato.

La familia relató que la víctima dejó un hijo de dos años y era el segundo de dos hermanos. Residía con su familia en el sector La Curva de Molina.

DC

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...