Dos venezolanos dirigían secta satánica en México

 

Horror, torturas, orgías, violaciones y el despojo no sólo de su dinero sino de su voluntad de vivir era por lo que tenían que pasar los cientos de miembros de la secta religiosa Defensores de Cristo, liderada por el venezolano Losanger José Arenas Segovia, y que fue desmantelada por las autoridades mexicanas.

 Este martes, una de las víctimas decidió hablar, destapando la historia que ocurría en una finca de Nuevo Laredo, en el noroeste de México. Ella conoció muy de cerca, quizás demasiado, todo lo que hacía la secta. ¿La razón? Su esposo es Losanger Arenas, quien se hacía llamar el “Cristo encarnado”.

“Te quitan la voluntad, te hacen dudar hasta de tu propio nombre”, narró Blanca Castro, (en la foto) esposa de uno de los líderes de la secta Defensores de Cristo, desmantelada en enero en México, durante una conferencia de prensa ofrecida por víctimas. En esa oportunidad cayeron presos 2 venezolanos.

 ‘Me hicieron comer vísceras crudas, y ¿sabes qué? con hambre te comes lo que sea’, relató Castro, quien señala que fue violada, obligada a participar en orgías, encerrada y golpeada.

La mujer que se casó en 2009 con el venezolano Losanger José Arenas Segovia. El señuelo para captar a sus víctimas eran cursos vía internet.

Lo más caro era comprar un lugar como “apóstol de Cristo”. Estas personas llegaban a vivir en la finca, a la que ellos llamaban El Monasterio, en la que se convertían en esclavos y eran los encargados de enganchar a los adeptos que recibían cursos.

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...