CELAC COMUNIDAD DE EUNUCOS DE AMERICA-LETRINA

Tal nombre es el que se compadece con que se haya nombrado Presidente de ese nuevo “invento” castrista, a un dictador que “heredó” el mando de Cuba por consanguinidad con otro, que venía ocupando la “Presidencia” de ese país por más de 50 años y donde se reconoció como “autoridad” de Venezuela a quien fue designado como su “sucesor”, por un “Presidente” (Chavez) que venía de haberse hecho declarar “ganador” de unas elecciones, con fraude y violando la Constitución, que le impedía ejercer un cargo de elección popular, por ser un militar activo. Además, Chávez ya había abandonado su cargo, para irse a operar a Cuba, donde lleva 2 meses secuestrado, porque ni siquiera los otros “mandatarios”  de la CELAC lo pueden  oír o ver. ¿Son o no son, todos esos mandatarios, tristes Eunucos del Castro-Comunismo ?

Por otro lado,  ¿qué es lo que explica que Sebastián Piñera, tenido como Presidente demócrata, le haya enviado al Chávez secuestrado por los Castro, un cariñoso saludo de recuperación, sin conocer siquiera en qué estado se encuentra? ¿ Qué hace que, en cambio, que Piñera y los demás “mandatarios” de esa cumbre, permanezcan callados, ante el horror que vive hoy un preso político venezolano (Simonovis), a quien el régimen de Chávez priva de la luz solar desde hace 8 años y quien, por eso, está a punto de quedar paralítico? ¿Qué hace que tampoco se den por enterados, esos nuevos “mejores amigos” del Castro-comunismo, de las continuas masacres de presos que se suceden cada mes en los penales venezolanos, porque la Fuerza Armada que Chávez comanda (o comandaba), se han encargado de vender a los reclusos armas de guerra, con las cuales no sólo se matan entre ellos sino que salen a matarnos a nosotros, los que aún tenemos el valor de seguir viviendo en Venezuela?

La respuesta es lo que justifica el calificativo con el que, desde ahora, habremos de  recordar a esta cumbre: “Letrina”. Lo único que justifica tan asquerosa complicidad, es el poder económico que tiene mi ex país (como diría el Profesor Blanco-Muñoz), poder al que todos se le arrodillan. Porque esta Venezuela a manos de militares, pasó a constituirse en una corporación que financia a cuanto Eunuco esté dispuesto a mantenerlos en el poder, sea que el Eunuco provenga de la “izquierda” (como Insulza)  o de “derecha” (como Piñera).

Pues sepan ustedes, infelices mandatarios, que si han estrechado la mano del mal, sólo por procurarse algún dinerillo extra para sus campañas políticas (como se asegura es el caso de Insulza), ese dinero que reciben ustedes de una mancillada población  venezolana tiene encima una enorme maldición. Sepan pues que si los babalaos cubanos han hecho ritos para mantener en el poder a los hermanos diabólicos (creemos que han sacrificado hasta al propio Chávez), nosotros apelaremos a Dios y a la Virgen para que a ellos y a ustedes, sus cómplices, les llegue su merecido castigo, así sea divino, pero también, que haremos lo que sea necesario para que sus pueblos los reconozcan como la partida de mediocres que son.

Sepan, además, que como están levantando sus pequeños “imperios” sobre la sangre de muchos inocentes, su pesadilla ya ha empezado: A Chile le tocó que su pueblo ame a Camila Vallejo, redomada comunista entrenada en Cuba. Falta sólo que tanto ella como Insulza, accedan a cargos de poder, en ese país. A Colombia, también le cayó lo suyo, con Santos y su “paz para la Guerrila” y una Piedad Córdoba cada vez más poderosa (y gorda). Pero, para no extenderme mucho, debo concluir que la maldición mayor para todos ustedes, “ilustrados” mandatarios, es que ese dinerito que generosamente les afloja Venezuela y los lleva a saludar con respeto a los tiranos bananeros, proviene, casi en su totalidad, del “Gigante del Norte”.  ¿Puede alguien visualizar una maldición mayor?  Por lo mismo, hasta el viejo decrépito de la Isla, que luce como el mayor ganador del CELAC, debe estar en un constante suplicio sabiendo que, después de 50 y pico de años de “revolución”, lo único que ha conseguido es depender enteramente de su archirrival enemigo: los EEUU.

Sobre esta tragedia, un respetado líder político de la izquierda (decente) venezolana, Pablo Medina, escribió: “En la Cumbre CELAC, en Chile, se sepultó el voto popular de los pueblos de la región, al oficializarse las presidencias vitalicias de Raúl Castro, heredero de su hermano Fidel y al designado Nicolás Maduro como Vicepresidente vitalicio, por la retoricada sentencia de “continuidad administrativa” de la Sala Constitucional” . Le faltó agregar “y donde todos sus miembros se montaron en la parodia de excluir al “Imperio” norteamericano, sólo para hacerse merecedores de sus dólares”.  Creo que ya se entiende por qué se me ocurrió el calificativo de “Letrina”.

Al resto de los mortales, ciudadanos de a pie, sólo les pido que esta reflexión los ayude a abrir los ojos. Todo el que se haya declarado en favor de la farsa de suponer que los Castro son gobernantes decentes y que Chávez aún ejerce el poder en Venezuela, aunque ya ni siquiera haga lo único que siempre hizo (hablar), quítenle el respaldo político a esos “lideres”. Son unos irresponsables que han negociado con los más oscuros intereses del planeta, porque hay que recordar que detrás de todo esto también está el narcotráfico y el terrorismo internacional. Exijan a sus políticos posiciones firmes porque de lo contrario, la maldición del Petróleo de Venezuela la habrá de padecer, más pronto que tarde, en sus propias humanidades. 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...