14 de febrero, fecha en honor al Amor y la Amistad

Dos historias hacen vida a esta fecha que da la vuelta al mundo. La primera se sitúa en Roma, en febrero, comenzaba oficialmente la primavera. El mes era además el último del año, por lo tanto se consideraba que era un período de purificación y abstinencia para comenzar bien el nuevo año. Las casas se limpiaban hasta el último rincón y se celebraba la fertilidad.

Miembros de Luperci, orden de sacerdotes romanos, sacrificaban a una cabra para la fertilidad, y a un perro para la purificación. El ritual se realizaba en la cueva donde se supone que vivieron Rómulo y Remo cuando fueron amamantados por una loba hembra.

La segunda historia que envuelve a esta curiosa fecha es a un antiguo festival Romano llamado Lupercalia. Otros expertos conectan el evento con algunos santos de la iglesia primitiva. Sin embargo, otros lo enlazan con una antigua creencia inglesa de que las aves escogen su pareja el 14 de Febrero. Cuenta la historia que Valentín fue un sacerdote que nació en Roma a mediados del siglo III y que gozó de un gran prestigio en aquella ciudad hasta el punto que el emperador Claudio II lo invitó a su palacio para mantener una conversación y conocer de esta manera el por qué de su fama.

Según la tradición, Valentín aprovechó aquella ocasión para hacer “propaganda” de la religión cristiana y convencer al emperador para que siguiera los pasos de Jesús.

Aunque en un principio Claudio II se sintió atraído por aquella religión que los mismos romanos perseguían, los soldados y el propio Gobernador de Roma, Calpurnio, le obligaron a desistir y organizaron una campaña en contra del santo. Claudio no tuvo más remedio que hacer marcha atrás y mandó a Calpurnio que lo procesara. Pero aquella misión la llevaría a cabo el lugarteniente del gobernador, Asterius.

Cuando fue llevado ante él, éste se burló de la religión cristiana y puso a prueba a Valentín. Bajo un tono de burla, le preguntó si sería capaz de devolver la vista a una hija suya que era ciega de nacimiento. Valentín aceptó y en nombre del Señor obró el prodigio. Asterius y toda su familia se convirtieron al cristianismo, pero Valentín no se salvó del martirio, ya que temiendo una rebelión del ejército romano y de los paganos, el emperador lo mandó ejecutar. Era el año 270.

Los restos mortales de San Valentín se conservan actualmente en la Basílica de su mismo nombre que está situada en la ciudad italiana de Terni. Cada 14 de febrero se celebra en dicho templo, un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren unirse en matrimonio al año siguiente.

Ya sea regirse por una hipótesis u otra, el mundo se dispone a celebrar la fecha como parte del repertorio de recuerdos que se van almacenando en las mentes de aquellos que creen en algo o en alguien.

Desde un simple caramelo hasta el más ostentoso regalo es entregado a esa persona especial, ya sea pareja o amigo, para demostrar afecto y aprecio.

Venezuela no es la excepción. Los habitantes de este hermoso país “sacan de dónde no tienen”, ya que cae en una fecha justo antes de la quincena, para complacer a sus seres queridos, como profesan por ahí: No importa el precio sino el detalle.

En el caso de los venezolanos, no sólo celebran las parejas sino también los buenos amigos que se acompañan en momentos de tertulias y desamores.

La fecha da para todos así que… ¿Y usted, celebrará el Día del Amor y la Amistad?

DC

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...