La reina de Holanda abdica en favor de su hijo

 

“Es con la mayor confianza que entrego, el próximo 30 de abril, el trono a mi hijo, el príncipe Guillermo, y su esposa Máxima”, ha dicho en un discurso televisado para el país.

“Estoy convencida de que están preparados para asumir esta responsabilidad. Les agradezco muchísimo la confianza que me han dado en estos bonitos años en que les he servido como reina”, dijo la monarca.

Beatriz cumple 75 y el próximo 30 de abril dejará el trono en manos de su hijo, Guillermo, casado con Máxima Zorreguieta, una mujer nacida en Argentina, lo que la convierte en la primera mujer nacida en Latinoamérica que llega a ser reina.

La monarquía holandesa es una de las casas más queridas por la ciudadanía de su país, a diferencia de otras que en los últimos años han sufrido ciertos cuestionamientos, fundamentalmente la casa de los Borbón que reina en España.

La cesión de trono es un hábito usual en Holanda, porque ya la abuela de la actual reina abdicó a los 68 años. Guillermino dejó el trono en 1948 tras superar las dos guerras mundiales. En su lugar asumió Juliana, una monarca que gozó de una gran popularidad por opinar sobre temas cotidianos, lo que la acercó mucho a la ciudadanía.

Juliana designó a Beatriz en 1971 y ésta tomó mucho del estilo de su madre, haciendo que la monarquía se perciba cercana a los holandeses. La popularidad de Beatriz es la más alta entre los reyes europeos. 

La próxima asunción de Guillermo romperá el reinado de mujeres que llevaba adelante Holanda. Pero el príncipe también es un hombre querido y ha conseguido que su esposa, una mujer argentina, se convierta en una princesa muy popular en el país.

 

 

 

 

Infobae

 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...