245 muertos y 48 heridos tras incendio de discoteca brasileña

 “Son 245 muertos y 48 personas en el hospital”, declaró el mayor Cleberson Bastianello, comandante del segundo batallón de operaciones especiales de Santa María, a unos 300 km de Porto Alegre, en el estado de Rio Grande do Sul.

El fuego se desató poco después de las 02h00 (4h00 GMT) en el club Kiss, utilizado con frecuencia para la celebración de fiestas universitarias.

“La banda estaba en el palco y comenzó a usar fuegos y de repente, pararon el show y apuntaron el fuego (artificial) al techo. Ahí comenzó el fuego, era leve, pero en cuestión de segundos comenzó a crecer”, dijo Michele Pereira, una de las personas que estaba en el local, al diario Folha de Sao Paulo.

“Era una puerta muy pequeña para que saliera tanta gente”, dijo otra testigo, Luana Santos Silva, a la televisión Globo.

Los familiares de las víctimas comenzaron a aglomerarse desesperados al frente de la discoteca para averiguar el paradero de sus seres queridos.

La policía ya comenzó la investigación para identificar la causa del incendio.

“A partir del primer levantamiento llegaremos a la conclusión de si hubo una falla, qué fue lo que causó (la tragedia). Aún no podemos apuntar a nada”, dijo el comisario Marcelo Arygoni a Globo News.

“Estamos tratando de entender exactamente qué ocurrió dentro para después contactar a los responsables del local”, dijo por su parte Sandro Meinerz, también de la policía.

En su cuenta en la red social Twitter, el gobernador del estado de Rio Grande do Sul, Tarso Genro, dijo: “Domingo triste! Estamos tomando todas las medidas posibles. Estaré en Santa Maria al final de la mañana”, dijo el gobernador del estado de Rio Grande do Sul, Tarso Genro, en su cuenta en la red social Twitter.

La prensa estima que al momento de la tragedia había en el local unas 400 personas.

La policía brasileña ha arrestado a uno de los propietarios de la discoteca, así como a dos de los músicos que actuaban en el momento de la tragedia. Los arrestos, con carácter provisional, fueron solicitados por el comisario responsable de investigar el incendio más trágico de Brasil en los últimos cincuenta años.

En medio de un ambiente de conmoción, los habitantes de la ciudad brasileña de Santa María comenzaron a sepultar a los jóvenes víctimas del incendio de la discoteca.

Santa María tiene una población de 262.000 habitantes y esta es una ciudad principalmente universitaria.

DC/Últimas Noticias

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...