Oklahoma, en el sur de Estados Unidos, lamentaba el sábado nueve muertes causadas por una serie de nuevos tornados que azotaron el viernes ese estado, donde diez días atrás la ciudad de Moore fue devastada por un tornado que dejó 24 muertos.

" />