Douglas Zabala @douglazabala. Si habría que buscar algún culpable,  responsable de las largas colas en los supermercados y abastos, es evidente que no son los indígenas  y mucho menos nuestras “acaparadoras”  amas de casas.  Necesario es recordarle  a todo los que de alguna forma,  en lo que respecta al Zulia,  han metido las manos en los  proyectos para garantizar el  autoabastecimiento alimentario, que en esta tierra otrora productiva por excelencia,  se inauguró  pomposamente, desde  el  “Aló Presidente”  Nº 301, la Planta Láctea  Socialista de Machiques,  y por supuesto lo primero que desapareció de los anaqueles, fue la leche, considerada por la FAO (Organización Mundial para La Agricultura y La Alimentación de las Naciones Unidas) como un alimento imprescindible para la seguridad alimentaria de los hogares.

" />