El técnico saltó al Bernabéu justo cuando empezaba el partido y eso provocó un remolino de cámaras a su alrededor.

" />