Las sorpresivas inundaciones y deslizamientos de terreno han cobrado la vida de más de 550 personas, tras las lluvias torrenciales del mozón que golpearon al norte de India, dijo un ministro a un canal de televisión local.

" />