A las 2.00 de la madrugada vecinos de la calle 122 del barrio Nuevo Horizonte, en la parroquia Venancio Pulgar, escucharon ladrar los perros. Esta mañana al salir de sus casas, se encontraron con el cadáver del hombre tendido en mitad de la calle.

" />