El velerismo zuliano sigue demostrando de una manera muy solvente que no tiene fecha de vencimiento. Desde que esta especialidad se instituyó en el calendario físico nacional varias generaciones, cada una con sus glorias, han pasado y sin embargo la próxima resulta ser mucho mejor.

" />