Un ruso de 23 años fue asesinado a golpes por una banda homofóbica luego de confesarle a su amigo que era homosexual. La víctima sufrió serias lesiones en el asalto, inclusive, en sus genitales.

" />