La fiebre del Harlem Shake llegó a la política venezolana y es que un grupo de “Caprilistas” se dejaron contagiar por el pegajoso ritmo para hacer de las suyas.

" />
Haga clic aqui