La empresa que opera la central accidentada de Fukushima en Japón informó el jueves sobre un nuevo derrame de agua muy radiactiva, esta vez en operaciones de bombeo destinadas a vaciar un piletón subterráneo defectuoso que dejaba filtrar el líquido contaminado.

" />