A pesar del anuncio de la renuncia el día de ayer por parte del Papa Benedicto XVI, el Vaticano amanece hoy como un día cualquiera.

" />
Haga clic aqui