En el poblado pemón de Urimán, en la Gran Sabana, 43 oficiales del Ejército habrían sido desarmados y retenidos por la comunidad de indígenas mineros, quienes habrían tomado esta acción para defenderse de "los abusos" que padecían por parte de los soldados, aseguró vía telefónica a Globovisión.com Zoraida de Galletti, esposa del líder del sector, el cacique José Luis Galletti.

" />