El retiro de Benedicto deja de nuevo abierta la pregunta de quién será ahora el nuevo sucesor del pontificado papal. Lo que sí es claro es que los retos sociales que enfrentará no son fáciles.

" />