Un estudio de seis meses con 96 personas con sobrepeso y obesas halló que el uso de Twitter (un popular servicio de redes sociales en línea) como parte de un programa para perder peso mejoraba las probabilidades de que perdieran esos kilos de más.

" />