Dos muchachos, entre 18 y 22 años, fueron abandonados en el sector El Palotal, de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante. Sus cuerpos ya rigidos por el tiempo que llevaban sin vida, presentaron las manos atadas, uno con una correa y el segundo con los cordones de sus zapatos.

" />