En dos grandes concentraciones, el presidente Evo Morales celebró la readmisión de Bolivia a la Convención de Viena, así como el cultivo de la coca, y anunció una nueva “batalla” por la legalización de la comercialización de la hoja en el mundo.

" />