Transitar por la circunvalación número uno en horas de la noche es más que un peligro un juego a la ruleta rusa, gracias a que un gran tramo que va desde el distribuidor de la avenida La Limpia hasta el puente Santa Clara I se encuentran en total oscuridad.

" />