Para América Latina, competir globalmente en un aula parece ser una tarea más difícil que enfrentar rivales en un campo de fútbol o una pista olímpica: un estudio indicó esta semana que ninguna universidad de la región figura entre las primeras 10 del mundo… ni entre las primeras 100.

" />